DERECHO DE INSPECCIÓN DE SOCIOS Y ACCIONISTAS

La ley 222 de 1995 en su artículo 48 dice lo siguiente:

 

ARTICULO 48. DERECHO DE INSPECCION. Los socios podrán ejercer el
derecho de inspección sobre los libros y papeles de la sociedad, en los
términos establecidos en la ley, en las oficinas de la administración que
funcionen en el domicilio principal de la sociedad (…).

Este derecho de inspección se entiende como la potestad con que cuentan los
socios y/o accionistas de la sociedad, para revisar las cuentas de la misma, los
estados financieros, su contabilidad al detalle, junto con las declaraciones
tributarias.

No obstante, en muchas ocasiones hay inconvenientes a la hora de inspeccionar
los libros contables, debido a que el representante legal no lo permite, o que los
socios que componen una mayoría le restringen sus derechos a los minoritarios.
También ocurre que algunos socios abusan de su derecho y quieren inspeccionar
y auditar a la sociedad en cualquier momento.

Para establecer en cada caso quién tiene la razón, en primera medida se debe
acudir al código de comercio que define según el tipo societario, en qué calendas
pueden socios o accionistas ejercer su derecho de inspección.

Así, en las sociedades colectivas, sociedades de responsabilidad limitada y
sociedades comanditarias, el derecho de inspección se puede ejercer en cualquier
momento (Artículos 314, 328 y 369 del código de comercio).

En cuanto a las sociedades anónimas, este derecho se ejerce únicamente dentro
de los quince (15) días hábiles anteriores a la reunión en que se vayan a
considerar los balances de fin de ejercicio (Artículos 379 numeral 4, 422 y 447 del
código de comercio).

Finalmente, en las S.A.S., será en los cinco (5) días anteriores a la reunión en que
se vayan a considerar los balances de fin de ejercicio, si no se pacta
estatutariamente algo distinto (Artículo 20 de la ley 1258 de 2008).

Cualquier controversia que se presente por el ejercicio o restricción de este
derecho es competencia de la Superintendencia de sociedades.
La jurisprudencia societaria ha establecido al respecto que:

 

  • Se debe ejercer en horas y días hábiles, en la oficina principal de la
    sociedad. 
  • No se pueden exigir copias o tomar fotografías en ejercicio del derecho de
    inspección, salvo que lo autorice la asamblea de accionistas o junta de
    socios. 
  • Está limitado frente a documentos de reserva o secreto industrial. 
  • El socio al ejercer su derecho, puede estar acompañado y asesorado por
    algún profesional, pero no por un equipo auditor como tal.
  • Si el socio o accionista está inconforme con la documentación
    inspeccionada, debe manifestarlo en la oportunidad pertinente, verbigracia
    objetando los estados financieros en la reunión del máximo órgano social. 
  • La obstrucción a este derecho es motivo de remoción del representante
    legal y/o el revisor fiscal. 
Abrir chat
Powered by